Mariana Hernández en el Chiringuito Tropical

Las atractivas Cenas de una Noche de Verano ideadas por Luis Benito avanzan con paso firme en Playa Blanca

Vista parcial de la terraza el Chiringuito Tropical durante el servicio de Mariana Hernández

Catorce noches, catorce chefs y otros tantos menús irrepetibles. Es la sugerente y original propuesta de Luis Benito, el hombre que ha situado un pequeño rincón a pie de playa cerca de Pechiguera, en Playa Blanca, y al que llamó Chiringuito Tropical, en el circuito gastronómico insular. Y no solo eso: Chiringuito Tropical es Solete en la Guía Repsol. O, dicho en palabras de la propia Guía: un lugar que te despierta una sonrisa, que te seduce por su cercanía por su propuesta apetecible y su buen ambiente. Un sitio que recomendar a amigos y guardar como punto de referencia, en definitiva.

Este jueves por la noche, en el evento de los catorce cocineros que se ha consolidado en los veranos del sur y que se conoce con el nombre de Cenas de una Noche de Verano, Benito ejerció de anfitrión de Mariana Hernández. Joven chef de la isla de La Palma donde tutela La Gatera, gastrobar en Breña Alta, y El Baifo, propuesta de street food en Santa Cruz de La Palma y con apenas una semana de vida en el momento de escribir esta crónica.

Mariana Hernández, referente en La Palma

Mariana Hernández no solo es una de las referentes de la interesante gastronomía que se viene haciendo en La Palma, si no que tiene hueco propio en el exigente campo a nivel Archipiélago. En septiembre, sin ir más lejos, la veremos competir por convertirse en la mejor chaquetilla de Canarias.

Su paso por el Chiringuito Tropical, con el auxilio de su mano derecha, Paola Arrocha, obedeció a las no siempre cómodas etiquetas con las que vienen precedidos los chefs en función de la cocina que proponen. Técnica, producto y corazón, hemos podido leer en una de las referencias de la cocina de la joven palmera. Precisamente la que justifica que La Gatera también sea Solete en la Guía Repsol.

Y eso es lo que se nos ofreció en los cinco pases de su Cena de una Noche de Verano. Seis, si contamos el regalo final de tres peculiares quesos y dos mieles de La Palma. Producto, producto y producto -versión sobre el mantel de aquel recordado trabajo, trabajo y trabajo de Julio Anguita- que estuvo presente en toda la velada.

Esa es la base de la cocina de Mariana Hernández. A partir de ahí construye un relato que cautiva y que te lleva a las raíces mismas de la tierra palmera mostrándote los porqués de cada plato. Nada hay que no tenga sentido. Emociona escucharla hablar de los Recuerdos de Garafía, el enunciado bajo el que se esconde una humilde carne de conejo en dos elaboraciones -salmorejo en buñuelo y baja temperatura- pero que te lleva directamente a la calidez y cobijo de la cocina de su abuela en el montuoso noroeste de La Palma.

Producto, corazón…y técnica. La que le permite, por ejemplo, deconstruir la joya de la corona de la cocina dulce palmera, el Príncipe Alberto, que Mariana Hernández reinventa hasta hacerlo parecer postre nuevo, pero que una y otra vez acaba llevándote al sabor primigenio de esa delicia que este jueves cerró su paso por el Chiringuito Tropical.

Antes nos había seducido con unas impecables Croquetas de lapa con salmorejo palmero, su ya clásica Ensaladilla de boniato de Fuencaliente y peto ahumado de La Gomera -¡qué productazo!- y con una Lasaña de gambas al kimchi y bechamel de coco, donde se vio reflejado esos guiños a la cocina oriental que están muy presentes en sus propuestas en La Gatera. Por lo demás, un lugar al que no deben dejar de ir si visitan La Palma.

Lo que está por venir en las Cenas de una Noche de Verano

Tras el paso de Mariana Hernández y que, antes que ella, estuvieran ya en el Chiringuito Tropical Dailos Perdomo (Liken, Playa Blanca) y Rubén Darío (Citurna, Playa Blanca), el programa que sigue es el 28 de julio con Yeray Gil (Primario Gastrobar, Playa Blanca).

Agosto vendrá con Diego Blanco (Mesón de Pincelín, Almansa) el día 3; Francisco Galdón (Dreams Lanzarote, Playa Dorada-Playa Blanca) el día 5; Joao Faraco (Coentro, Puerto Calero), el 7 de agosto; Gonzalo Calzadilla (Isla de Lobos, Playa Blanca), el 11 de agosto; Jorge Vitoria (Atípico, Playa Blanca), el día 12: Paco Medina (Alarz, Arrecife) cocina el día 16; André Furtado (Casual Gastrobar, Playa Blanca), el 17 de agosto y el propio Luis Benito (Chiringuito Tropical, Playa Blanca, el 25 de agosto).

Las Cenas de una Noche de Verano las cerrarán Isabel Calahorra (El marinero y la muchacha, Arrieta) y Germán Blanco (Casa Osmunda, La Palma) en fechas de septiembre por definir. El precio de los menús, por persona, es de 43 euros, bebida no incluida, y se recomienda reservar con antelación. De hecho, desde hoy mismo, al teléfono 682 865 923, porque suelen estar muy demandadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.