comerenlanzarote.com Imagen de una sesión del Festival Vinopoesía

Un fin de semana donde la poesía fluyó tan libremente como el vino en la tierra de los volcanes. 

En una exitosa celebración de la literatura y la enogastronomía, la primera edición del Festival Vinopoesía cerró sus puertas tras un fin de semana lleno de eventos en la isla de Lanzarote. Entre viñedos y paisajes volcánicos, el festival presentó una fusión de actividades que deleitaron a los asistentes durante los días 24 y 25 de noviembre. 

Viernes en la Bodega El Grifo, música y versos entre barricas  

En la histórica Bodega El Grifo, la más antigua de Canarias, se celebró una noche donde la poesía se vistió de notas musicales tradicionales vascas y canarias. Mertxe Fernández de Bastida y Kepa Pinedo, con sus instrumentos tradicionales, la trikitixa y el pandero, se unieron a Alexis Lemes y su timple, creando un diálogo musical que acompañó a los versos recitados. Los vinos de El Grifo y Cosme Palacio de Laguardia fueron los compañeros perfectos, ofreciendo a los asistentes una degustación que maridó la esencia de ambos territorios con la palabra hablada. 

Sábado de senderismo poético y gastronomía artística  

El sábado por la mañana, la Bodega La Geria abrió sus veredas entre viñedos para una caminata poética dirigida por Senderismo Lanzarote. Los participantes disfrutaron de interpretaciones del paisaje y recitales poéticos al aire libre, una experiencia que culminó con una degustación de vinos de la bodega anfitriona y la Bodega Bideona de Villabuena, permitiendo a los asistentes saborear la diversidad de las regiones vitivinícolas. 

El mismo día, tras caer el sol, el Teatro Municipal de Teguise fue el escenario de una cata gastronómica que ofreció lo mejor de la cocina vasca, maridada con un recital de poesía que tocó el alma de los presentes. Los vinos de Vega de Yuco y la Bodega Alútiz de Samaniego fueron los protagonistas en el paladar, creando un recuerdo inolvidable para cada uno de los asistentes. 

Víctor Díaz, presidente del Consejo Regulador de la DO Vinos de Lanzarote, expresó su satisfacción con el resultado asegurando que «este festival ha trascendido la celebración del vino y la poesía para convertirse en una experiencia que engrandece las identidades culturales de ambos territorios. Estamos encantados de haber compartido nuestra herencia vitivinícola y el arte literario de Lanzarote con una región como Álava”.  

Por su parte, Ignacio Romero, codirector del festival, reflejó la esencia del evento: «Vinopoesía es más que un festival, es una declaración de amor a diferentes culturas y tradiciones, una manera de vivir la poesía y el vino de una forma totalmente diferente». 

Con su cierre, Vinopoesía no solo ha celebrado la unión de la literatura y el vino, sino que ha tejido una narrativa cultural que resuena con la identidad de dos tierras fusionadas, como son Lanzarote y Álava. El apoyo del Consejo Regulador de la D.O. Vinos de Lanzarote, el Cabildo de Lanzarote y Turismo Lanzarote ha sido fundamental para el éxito del festival, que no solo destacó por su contenido cultural, sino también por promover el turismo y la economía local.